Un amor llamado Budapest

febrero 25, 2020

Pasamos desde julio hasta comienzos de setiembre deleitándonos con paisajes maravillosos de Croacia, Bosnia y Montenegro, pero al mismo tiempo de historias terribles, de guerras injustas y sin sentido. Necesitábamos un respiro.
Nos tomamos un avión en Sarajevo con destino a Budapest, ya terminaba la temporada alta, los últimos días de calor veraniego y las primeras brisas de otoño.
Llegamos con un sol que brillaba a pleno y me enamoré.

Borges escribió una vez: “La emoción singular llamada belleza, ese misterio hermoso que no descifran ni la psicología ni la retórica. La rosa es sin porqué, dijo Angelus Silesius; siglos después, Whistler declararía El Arte sucede.”

Dato para ir del aeropuerto a la ciudad

Nos hospedamos en un Airbnb del lado de Pest (la parte divertida) y para llegar ahí tomamos un bus a la salida del aeropuerto por 900 huf, unos 3 usd por persona. Hace pocas paradas y tiene como destino la plaza principal. El airbnb nos quedaba a unos 15 minutos, así que decidimos caminar. Podés obtener un descuento si usas por primera vez Airbnb en este link y ver donde nos quedamos en este link.

Llegar y reconocer la ciudad

Llegamos pasadas las 15h por lo que el hambre atacaba, salimos a buscar algún lugar para comer y nos cruzamos con Karavan, una especie de garage abierto lleno de foodtrucks con comidas típica húngaras como el langos, una pizza frita con queso crema y sabores, o el famoso goulash. También hay comida vegetariana, hamburguesas, etc.
Con la panza llena salimos a caminar y nos fuimos cruzando con murales, puertas intervenidas artísticamente, bares decorados con mucha personalidad, y si, Budapest es under, es cultural y es de esencia joven y experimental.

4 días en Budapest

El walking tour obligatorio

Nos encantan los Walking tours porque además de aprender nos llevamos tema para investigar después sobre hechos que nos sorprendieron o edificios que no conocíamos. Además de poder sacarte la duda de lo que quieras directamente con un local. 
Hicimos el tour de la ciudad, que nos llevó por las principales atracciones y cruzamos el puente principal hacia Buda para conocer el Castillo y la iglesia.

Si querés saber más de los walking tours mirá mi video sobre ellos donde 
están TODAS las direcciones de los walking tours que hicimos 😉 LINK  

Si los tours no son lo tuyo, te dejo esta lista con que no te podés perder en Budapest:

Del lado de Pest

  • El museo de Artes, la fachada es una maravilla en verde jade.
  • El Parlamento – El arquitecto se inspiró en el Parlamento Inglés, y ya teníamos la data que los edificios del Parlamento fueron construidos con piedras de la isla de Brač en Croacia.
  • La Gran Sinagoga – La segunda más grande luego de la que está en Nueva York. 
  • Basílica de San Esteban – Aunque no tiene la estructura de Basílica fue nombrada por el papa Pio XI “Basílica Menor”.
  • Los baños termales – Debido a una falla geológica Budapest tiene aguas termales por toda la ciudad, de hecho fueron los otomanos los que inculcaron la práctica de los baños termales. Lo Baños Széchenyi son los más visitados. 
  • Muy cerca de La Plaza de los Héroes está el Castillo de Vajdahunyad, que se levantó en 1896 para una exposición pero debido al éxito se construyó en piedra y ladrillo.

Del lado de Buda 

  • El castillo de Buda / Palacio Real
  • La iglesia de San Matías 
  • La casa de Harry Houdini, que nació en Budapest bajo el nombre de Erik Weisz.
  • El Bastión de los Pescadores 
  • La vista de Pest desde el castillo de Buda

Si están con tiempo vayan a la Isla Margarita, además de tener más iglesias y monumentos para ver, se encuentra los baños Platinus Strand y Spa, de gran calidad.

Entre paprika y gulyás

En Hungría todo lleva paprika y la encontrás en cualquier mercado, tienda, restaurante o supermercado. La comida en Budapest es bastante accesible comparada con otras ciudades europeas. Podés disfrutar de un almuerzo en el turístico Mercado Central sin dejar un riñón.
Si sos como yo, que no como carnes rojas o pollo o cerdo, no desesperes porque siempre hay opciones. Podés optar por paprikas rellenas de verduras y se come también mucha pasta. Pero para saber más sobre la ruta culinaria de Budapest te recomiendo esta nota sobre la Ruta Culinaria en Budapest.

Noche under, los Ruin Pubs 

No tenía este concepto hasta que llegué acá y sin duda son un must. Ubicados en el Barrio Judío, el primero en abrir sus puertas fue mítico Szimpla Kert. Sus dueños decidieron en 2002 construir un bar en una casa abandonada forzosamente durante la Segunda Guerra Mundial, ante la deportación de más de 10.000 personas judías. No cambiaron nada el aspecto de como estaba, y así nació el concepto de “ruin pub”.

4 días en Budapest

La despedida

El último día de Budapest decidimos caminar y perdernos por sus calles. Fuimos hasta el Castillo de Vajdahunyad y pasamos por los baños termales de Széchenyi solo para mirar. A la noche nos encontramos con que estaban proyectando Evita frente a la catedral y llegamos justo al “Don’t cry for me Argentina” ¡Todo un espectáculo!

Ya sea por el día, de vacaciones o cualquiera sea el motivo que te traiga a Budapest no te olvides de perderte, de dejarte llevar por la buena vibra de la ciudad y de siempre mirar para arriba o para atrás, porque es una ciudad que te sorprende y te regala una postal. 

Triana

All posts

No Comments

Leave a Reply

×